• Miles de aficionados al noveno arte de todos los rincones del mundo se acercaron a Angulema el pasado enero para disfrutar de la 44º edición del Festival Internacional de Bande Desinée
  • Bernard Cosedai, autor de Jonathan, ha sido galardonado con el Gran Premio del Festival Internacional de Cómic de Angulema

LILIANA  NEVA


Si hay una ciudad en el mundo que sienta, vibre y ame tanto el cómic como sus creadores o lectores, esa es Angulema (Francia), donde se celebra cada año en el mes de enero el Festival Internacional del Cómic.

Angulema, en francés Angoulême, con 43.000 habitantes, se sitúa en el sudoeste de Francia. Región conocida por sus vinos, su coñac y su calzado, pero, sobre todo, por uno de sus mayores atractivos: el cómic. Uno puede perderse por las calles de Angulema y sentir la originalidad y creatividad en cada uno de sus rincones. Casas, edificios y fachadas ilustradas con personajes que parecen cobrar vida, conversaciones entre sus habitantes en forma de bocadillos y caídas que suenan a onomatopeyas para los amantes de este noveno arte.

La capital del departamento de Charente se ha convertido en un templo de visita anual obligatoria para los aficionados a las viñetas. Cada año, durante los tres días de enero que dura el festival, la ciudad  sextuplica su población acogiendo a miles de dibujantes, guionistas, ilustradores, autores y lectores en el Festival Internacional del Cómic más importante de Europa y quizá del mundo.

 

Historia del cómic en Angulema

El éxito que obtuvo en 1972 la primera exposición sobre el cómic Diez millones de imágenes consagró a Angulema como la capital de la historieta. Dos años más tarde, el 25 de enero de 1974, Hugo Pratt, dibujante y creador del Corto Maltés, inauguró con su cartel la primera edición de este Festival Internacional del Cómic. Un evento y lugar de encuentro para autores de la talla de André Franquin, Burne Hogarth, y Harvey Kurtzman, entre los más conocidos de esa época.

 

Primer cartel del Salón del Cómic de Angulema. Foto: http://www.bdangouleme.com/

La propia ciudad de Angulema se comprometió desde entonces a explotar este terreno con la creación de talleres y escuelas de bande desinée y convertir este festival en un acontecimiento anual para los amantes de este género. A partir de esa fecha, cada enero se celebra el Festival International de la Bande Desinée d’Angoulême. Suma ya 44 ediciones a sus espaldas. Por él han pasado genios del cómic como Hergé con las aventuras de Tintín, Will Eisner con The Spirit, Albert Uderzo con Astérix, o Akira Toriyama con Dragon Ball.

Este año, el encargado de diseñar el cartel del festival ha sido Hermann, dibujante y guionista de cómic franco-belga, y ganador del Gran Premio 2016. Con un estilo muy personal, plasma todo su mundo interior consiguiendo intensidad y fuerza en sus viñetas. Autor de obras como Les Tours de Bois-Maury (1984-2006), Lune de guerre (2000), Afrika (2007) o Le diable des sept mers (2008-2009), entre otras. Como marca la tradición, los galardonados con el Gran Premio del año anterior son los encargados de realizar el cartel del año siguiente, así como de exponer sus obras y presidir el jurado del festival.

 

Cartel del Festival Internacional de Cómic de Angulema. Foto: http://www.bdangouleme.com/
Premios

El Festival Internacional del Cómic de Angulema otorga cada año varios premios en distintas categorías a dibujantes, ilustradores, guionistas y autores. En esta 44ª edición se ha contado con un jurado formado por libreros, editores, críticos y periodistas que valoraron con detenimiento cada una de las obras y eligieron a los que serían los galardonados de este año.

Premio al Mejor Álbum: Paysage après la bataille de Eric Lambé y Philippe de Pierpont

Premio del Público: El hombre que mató a Lucky Luke de Matthieu Bonhomme

Premio Especial del Jurado: Ce quil faut de terre à l’homme de Martin Veyron

Premio a la Serie: Chiisakobe. Tome 4 de Minetaro Mochizuki

Premio Revelación: Mauvaises filles de Ancco

Premio Juventud: La jeunesse de Mickey  de Tebo

Premio del Patrimonio: Le club des divorcés. Tome 2 de Kazuo Kamimura

Premio Polar SNCF: L’eté Diabolik de Alexandre Clérisse y Thierry Smolderen

Premio de la BD Alternativa: Biscotto, le journal plus fort que costaud de Assocition Biscotto

Premio René Goscinny: Emmanuel Giubert por La guerra de Alan, La infancia de Alan y Un viaje entre gitanos

Gran Premio: Cosey

Cosey, Gran Premio 2017. Foto: Jorge Fidel Álvarez

Dentro de los premios que se otorgan en el festival, el Gran Premio es la guinda del pastel. Se reconoce el conjunto de la obra de un autor y se premia a este por su contribución a la evolución del cómic. Este año se lo ha llevado el dibujante suizo Bernard Cosedai (Lausanne 1950), autor de obras como Jonathan (Ponent Mon), El viaje a Italia, A la búsqueda de Peter Pan y de Saigon/Hanoi. Superó a los otros dos finalistas, el francés Manu Larcenet y el estadounidense Chris Ware.

El Festival Internacional del Cómic de Angulema recibe cada año a unos 200.000 visitantes y unos 7.000 profesionales del cómic de todo el mundo. Evento que promueve el descubrimiento de nuevos y jóvenes talentos, coloquios entre editores, autores y lectores, conferencias, proyecciones, sesiones de dedicatorias, talleres, exposiciones, concursos y hasta espectáculos como el concierto que dio la cantante China Moses, mientras Penélope Bagieu iba simultáneamente dibujando ilustraciones que se proyectaban en la pantalla. En esta edición se inauguró un obelisco de seis metros de altura y siete toneladas con grabados de citas de la serie “Están locos estos romanos” en  homenaje a los autores franceses René Goscinny y Alberto Uderzo por Astérix, y rememorando los 40 años del fallecimiento de René Goscinny.

Otro de los homenajeados en este festival es Will Eisner, autor estadounidense de The Spirit con una exposición conmemorando el centenario de la muerte del artista.

Una de las novedades del festival de este año ha sido el apoyo por parte de la organización y de los miembros del colectivo para acabar con las polémica sexista que hubo el año pasado. Para ello, en esta edición se ha cambiado el modo de votación con una elección abierta, paritaria y sin listas previas. Entre las 42 obras finalistas para el premio al Mejor álbum del Festival de Angulema, también conocido como Fauve d’Or, se encuentran varias autoras seleccionadas como Catherine Meurisse por La levedad, Brigitte Findakly y Lewis Trondheim por Las amapolas de Irak, Fiona Staples por Saga (sexta entrega) y Ancco por Mauvaises filles.

El famoso cowboy Lucky Luke también ha tenido un papel destacado en esta edición del festival. Se le rindió homenaje con una exposición por su 70º aniversario desde que su autor, Maurice de Bevere, creara el “hombre que dispara más rápido que su sombra”.

El cómic español no se queda atrás en esta carrera de fondo por conseguir un renombre en el noveno arte. Este año, el Festival de Cómic de Angulema ha contado con la presencia de editoriales españolas. Ominiky, editorial de las Islas Baleares, participó por primera vez en este evento con el propósito de proyectar el tebeo español en el ámbito internacional.

Portada del 26 enero 2017 de Libération

El diario francés Libération, como marca la costumbre, saca cada enero en portada una ilustración diseñada por un autor de Bande Dessinée en homenaje al Festival Internacional del Cómic de Angulema. Esta vez, fue Minetaro Mochizuki –autor de Dragon Head, Mai WaiTôky Kaidô, Chiisakobee– a quien se le encargó la tarea de ilustrarla. Las portadas de este diario son ya un clásico en el cómic. Una forma original y creativa de conjugar dos disciplinas que, sobre todo en sus inicios, fueron muy de la mano: el periodismo y las viñetas.


Foto de portada: Gutter

Similar Posts

Deja un comentario