GUTTER


 

La buena salud creativa de Marvel se encuentra en un conjunto de series y personajes alejados de los principales iconos de la editorial. Es en estas cabeceras donde un grupo de autores ha podido trabajar con libertad, consiguiendo dar un soplo de aire fresco a la editorial.

De ese grupo destaca David Aja, un dibujante vallisoletano que tuvo sus inicios alejados del cómic —se movía en el mundo de la ilustración—, pero pronto empezó a trabajar para Marvel. En una entrevista a Xataka descubrimos a un autor al que le han influido sobre todo dibujantes estilizados como el clásico Alex Toth, David Mazzuchelli o Frank Miller, a los que añade una batería de influencias diversas que le dan un carácter único y sorprendente. Desconectado del mundo de los superhéroes, es en el momento en que entra en Marvel cuando se pone las pilas. El Inmortal Puño de Hierro es su primer trabajo de gran éxito. Más tarde llega su gran obra, Ojo de Halcón, que crea junto al colorista Matt Hollingsworth y el escritor Matt Fraction. En esta obra, Aja experimenta y abre la posibilidad de buscar un nuevo tipo de lectores. Consigue a partir de un tebeo de superhéroes que no se parece a ningún otro, homenajear la tradición y los mejores títulos del pasado Marvel.

El dibujante vallisoletano David Aja, un referente fundamental de Marvel. FUENTE: Xataka

 

Similar Posts

Deja un comentario