GUTTER


Pengembara pengembara di Bulan ya está en la estantería de Pedro Rey. Para aquellos que no entendemos malayo, se trata de la traducción en este idioma de Aterrizaje en la Luna, obra con la que este tintinólogo gallego (o tintinéfilo, como prefiere que se le llame) completa su curiosa y extraordinaria colección: posee ya ejemplares de Tintín en los 116 idiomas y dialectos en los que ha sido traducido y publicado. Desde que con seis años sus padres le regalaron Tintín en el país del oro negro, Rey ha desarrollado una afición que ha hecho de su casa en Santiago casi un museo a la figura del personaje de Hergé.

Pedro Rey sosteniendo el BD con el que ha completado su colección: Aterrizaje en la Luna, de Tintín, en malayo. Foto: Xoán A. Soler para La Voz de Galicia

Este último ejemplar, en malayo, es una rara joya: fue editado en 1978 con una pequeña tirada, ya que en su zona geográfica se lee en indonesio o inglés. Pero no es el único tesoro que Rey esconde en su casa: un tomo en alguerés (una variante del catalán), uno en búlgaro (raro porque en su país de orígen apenas hay traducciones de este BD) o uno en occitano. Algunos de estos ejemplares pueden alcanzar los 5.000€ en una subasta.

El próximo ejemplar que ambiciona el coleccionista gallego es uno que ni siquiera se ha impreso todavía. Se trata de un Tintín en cástuo, un habla rural de Extremadura, con cuyos promotores está colaborando.

Fuente de la noticia: La Voz de Galicia

Similar Posts

Deja un comentario