GUTTER


La posibilidad de leer, o releer, una obra literaria en un formato completamente diferente parece que está convenciendo al público. Los poemas de Lorca, la trilogía del Baztán de Dolores Redondo o la adaptación de Intemperie de Jesús Carrasco son algunas de las novedades de este año que más están triunfando en librerías y en el Salón del Cómic.

“Atraemos así a gente no acostumbrada al cómic que ve que no todo son superhéroes”, explica Ricardo Esteban, editor de Dibbuks, a La Vanguardia.

Por otra parte, la autora novel Gina Wyndbrandt habla de su obra autobiográfica: “Gina tienen mis rasgos, tampoco tiene citas y cree que el problema es ella”. Que alguien se acueste conmigo, por favor es una obra que ella afirma que surgió tras su enamoramiento con Justin Bieber.

Al salón también asistió Dave Gibbons, dibujante de la saga Watchmen de DC Comics. Habló de cómo ha sido su trabajo y qué ha supuesto esa saga para él, el público y el mundo de DC. “Watchmen condenó a la industria a una década de cómic sombríos y tristes”, cuenta el ilustrador. “A los superhéroes les va bien cuando el mundo exterior es duro”.

Similar Posts

Deja un comentario