GUTTER


La lluvia no ha podido con los fans del cómic, porque parece que superarán la cifra de 118.000 visitantes del año pasado al Salón de Barcelona. En su 35º edición ha sumado más en todo: expositores (197; 26 más), espacio (50.000 metros cuadrados; un 10% más), presupuesto (872.000 euros; 102.000 más). En las actividades del Salón, Jordi Ojeda, impulsor de la oferta destinada a los jóvenes, informa que “ha habido hasta 500 niños participando simultáneamente cada hora en una actividad”.

Imagen de la edición de 2016. Foto: Pulso Start

El éxito de este salón solo potencia más el de su versión manga, que en 2016 alcanzó el récord de 142.000 visitantes. Carles Santamaria, director del certamen, declara la voluntad de trasladarlo a Fira Gran Via para zanjar los recurrentes problemas de aforo y colas de Fira Montjuïc.

Santamaria afirma que “la explicación del crecimiento del salón liga con el crecimiento de la industria”. Esta declaración procede de que, según el Informe de Comercio Interior del Libro en España del 2015, que edita la Federación de Gremios de Editores de España, la facturación del cómic fue de 60,68 millones de euros (un 3,2% más que en el 2014) y la venta de ejemplares registró un incremento del 19,1%.

Similar Posts

Deja un comentario