• “Al partir de ti, el cómic siempre tiene algo tuyo pero aun así creas cosas nuevas. Es un medio por el que experimentar a la hora de crear”
  • “Aunque cueste al principio, merece la pena insistir y ahora hay que seguir publicando”

TERESA ANTÓN


Entre estanterías llenas de cómics, rodeadas por lectores y presididas por Enrique Fernández Valero, dueño de la tienda más antigua de cómics, tres autoras noveles hicieron una presentación el 8 de marzo durante los eventos del Zaracómic.

Son mujeres, son muy jóvenes, son aragonesas, estudiaron Bellas Artes y han publicado su primer cómic. Esos son los puntos que tienen en común Sara Jotabé, Sonia Palacín y Laura Sola ‘Lauranne’, porque a partir de ahí sus obras son completamente distintas y con un registro único y personal cada una de ellas.

Publicar una primera obra lleva mucho trabajo, hablar con editoriales, ir a ferias, buscar contactos… todo para conseguir que tu creación llegue a papel. Lauranne al final se decantó por la autoedición y ha quedado contenta con ello. “Ha sido una experiencia buena –explicó–. Lo controlas todo tú”. A la hora de crear Guardianes de Utopías, comenzó por el diseño de los personajes, luego pasó a elaborar el guion y volvió al story board. “Fui estructurando viñetas poco a poco”, añade Laura.

Lauranne con su obra ‘Guardianes de Utopías’. Foto: Teresa Antón

Sara Jotabé, por su parte, publicó Pajas Mentales: cogito ergo verigüell fandango con la editorial LetraBlanka. Inspirada por autoras como Ana Oncina o Moderna de Pueblo, su obra “es tinta y acuarelas de colores”, cuenta. A la hora de escribir empieza por el storyboard y luego escribe la historia.

Su cómic es una mezcla de “humor absurdo y fantasía loca de los niños”, dice Jotabé. La falta de numeración de sus páginas se debe a que es una estructura circular, “una historia completa que la pilles por donde sea puedes comprenderla”, explica.

Sara Jotabé con ‘Pajas Mentales’. Foto: Teresa Antón

Se podría decir que Sonia Palacín usa un estilo completamente diferente, pero no es solo eso. Emplea diversas técnicas dentro de su obra: Otoño. Tinta, acuarelas… hasta café ha utilizado para crear diversos estilos por cada escena. “Hay que experimentar cosas nuevas, probarlas”, afirma. “Veo que va funcionando para saber cómo seguir”. En su cómic se mezclan fantasía y realidad. Se trata de una historia semiautobiográfica que habla del paso a la edad adulta. Juega con viñetas, colores, el tiempo, la posición… y, además, redes sociales: “He creado un Facebook del libro y otros para los personajes, y ahí cuento cosas que pasarán en la segunda entrega”.

Sonia Palacín con ‘Otoño’. Foto: Teresa Antón

A pesar que la obra de Jotabé no es tan personalista como la de Palacín, sus personajes están inspirados en sus amigos. “Como autor no te desvinculas de ti”, dice. “El mundo de Pajas Mentales son cosas que salen de ti pero son mundon inexistentes a su vez”. “Al hacer algo desconocido, creas algo tuyo” añade, y explica que es necesario echarle valor y estar abierto a todo tipo de críticas. Todo esto pensando en el público: “Todo parte de lo íntimo, pero juegas con lo que le parece a la gente, buscas su risa”.

En su caso, Lauranne cuando escribe lo hace para ella. “No pienso en el público, me gusta experimentar y aprender, por lo que busco lo que me gusta e inspira, y lo saco todo” cuenta. “A veces mezclo fragmentos de cosas mías que he soñado y lo mezclo con lo que ya tenía”.

¿Y ahora qué?

“Voy a seguir”, afirma rotundamente Jotabé. Está trabajando en nuevos proyectos y ha empezado a colaborar en Cuore; sin embargo es probable que veamos algo parecido, con humor. “Ahora estoy más centrada en trabajar en digital”, añade. “Cuando creas algo, tiene que salir de ti y con ganas, no forzarte mucho”, dice la autora.
Sonia Paladín ya ha apostado por la segunda parte Invierno, protagonizado por Nacho. Escribir desde el punto de vista de un chico le costaba, más por lo que mostró a un amigo sus dibujos y “él escribió lo que haría en esas situaciones”.
Por otro lado, Lauranne ha pensado en seguir un camino distinto. Su próxima obra tendrá mitología africana e insectos. “La Metamorfosis de Kafka ha sido un referente” cuenta. Además está trabajando en un álbum ilustrado y le gustaría probar con el terror: “Es un género que me gusta mucho”. Lo más importante, destaca ella, es “tener fe en tu idea”.
Sonia Paladín despidió la charla cantando una canción original que le inspiró Otoño. Tres jóvenes autoras en una vieja tienda llena de cómics. Sus primeras historias han empezado a formar parte de esos estantes y, con el tiempo, otras suyas lo harán.

 


Foto de portada: Teresa Antón y Gutter

Similar Posts

Deja un comentario