GUTTER.- 


El nacimiento hace 100 años de la revista TBO dio al español una nueva palabra: tebeo. Hoy el periódico ha desaparecido, pero esas siglas que aluden al arte de las viñetas residen todavía en la cultura popular española. La definición fue recogida en 1968 por el Diccionario de la Real Academia pero, desde entonces, ha perdido fuerza con respecto a la anglosajona “cómic”“novela gráfica”.

La variedad  de nombres que ha recibido el noveno arte ha generado polémica entre aficionados, expertos y autores. Para algunos, la palabra “tebeo” implica cierto carácter infantil, una noción que ha sido superada gracias a la llegada de “novela gráfica”. Este término, según ha indicado el experto en cómic Álvaro Pons en El País, “ha abierto mentalidades”. Sin embargo, otros opinan que se trata de un intento de dignificar el cómic, lo que supone infravalorarlo con respecto a otras narrativas.

El “cómic”, por su parte, hace referencia al formato y no tanto al género o al lector. En cualquier caso, los autores coinciden en que esta diversidad de nomenclaturas es una virtud del noveno arte.

 

Cómics o novelas gráficas apilados. /Foto: La Casa de El Libro.

 

Similar Posts

Deja un comentario