GUTTER


Josep María Bèa ha sido narrador y dibujante bajo varios pseudónimos./ Foto: Joan Puig para El Periódico.

La editorial Trilita publica Josep María Bèa, el hombre de los mil estilos y relanza la obra cumbre del autor, Historias de Taberna Galáctica. Josep María Bèa fue el primer historietista español en Estados Unidos y uno de los pioneros del boom del cómic en la segunda mitad del siglo XX en nuestro país. A sus 74 años, recuerda en una entrevista para La Vanguardia el hambre de imágenes que sufrió España durante la posguerra, durante la cual el historietista barcelonés encontró en el cómic “una isla de salvación”.

El autor, que actualmente está jubilado, recuerda su infancia de apasionado del cómic, hasta el punto de llegar a ser ingresado en el hospital por lamer el color de los tebeos. Según sus palabras, siempre quiso ser dibujante y a los 13 años comenzó a hacer sus primeras incursiones en la profesión para la agencia Selecciones Ilustradas, de Josep Toutain. Tras unos años en París, regresó a España para trabajar en la revista Drácula, de Luis Gasca, que le permitióo empezar a publicar historias propias. Y a partir de ahí, su éxito fue imparable: “Creepy, Vampirella…¡las mejores revistas de Estados Unidos!”, comentaba.

A día de hoy, con la reedición de su obra más importante, Bèa, afirma haberse autocensurado algunas viñetas para evitar acusaciones.  “Ahora veo que España nunca gozó de mayor libertad personal que en la Transición, de 1975 a mediados de los 80: las viñetas que publiqué entonces… son hoy impublicables”, asegura.

Similar Posts

Deja un comentario