GUTTER


El País tuvo la oportunidad de hablar con el dibujante italiano Claudio Castellini, con cuya presencia contó el último Expocómic celebrado el pasado diciembre. Castellini comenzó dibujando la serie Dylan Dog, en la editorial Bonelli, cuando solo tenía 20 años. A partir de 1991, colaboró en la elaboración de Nathan Never, una serie de ciencia ficción cuyas portadas dibujó hasta el número 59.

Claudio Castellini

Sin embargo, el dibujante siempre había querido trabajar para Marvel, ya que, como él mismo dice: “Nací como lector de los tebeos de Marvel, así que mi sueño siempre había sido dibujar para ellos”. Un sueño que se vio cumplido gracias a John Buscema. Lo primero que le encargaron fue dibujar a Silver Surfer. Desde entonces, se dedicó a trabajar en Los cuatro fantásticos, DC vs. Marvel, Spiderman, Conan el Bárbaro y Batman.

Después de tantos años como dibujante, Castellini considera, sin embargo, que el concepto de cómic ha cambiado. Piensa que ha perdido el aura mitológica que tenía antes, y que ahora el público pide hombres comunes en lugar de los tradicionales superhéroes musculados.

Similar Posts

Deja un comentario